Histórico partido entre Liverpool y Brighton

El equipo visitante no se juega nada y eso es una ventaja para los locales que además son netamente superiores. El Liverpool navegará en este encuentro entre dos aguas y necesita administrar con cuidado estas dos perspectivas.

Por un lado tienen la mirada puesta en la final de la Champions ante todo un Real Madrid y por otro necesitan imperiosamente la victoria para asegurar un puesto en la máxima competición europea la temporada que viene.

Klopp tendrá la duda de dar descanso a algunas de sus figuras o salir con todo. Lo más lógico es que haga alguna rotación en el once inicial, dejan en el banquillo a alguna de sus estrellas por si fuera necesario su presencia a lo largo del partido.

Liverpool. Necesidad de victoria.

Los reds necesitan la victoria imperiosamente. Saben que el Chelsea logrará la victoria contra el Newcastle, o al menos eso es lo previsible y necesitan ganar para lograr la codiciada plaza europea para la Champions.

Pero también necesitan descanso y protección para sus estrellas de cara a la final de la Champions  a disputar en  Kiev ante el Real Madrid.

La decisión de ello está en manos del entrenador. No pueden confiarse y sacar un equipo lleno de suplentes, pero tampoco deben arriesgar con todas las figuras que podrían lesionarse en un encuentro que tendrá intensidad sin duda. Será interesante ver como capea el míster esta situación.

Brighton. Convidado de piedra.

El Brighton no se juega absolutamente nada en este encuentro pero esto es lo que les hará especialmente peligrosos en su visita a Liverpool.

Una victoria ante los finalistas de la Champions, hará que su hazaña sea comentada en toda Europa y a sus jugadores les serviría como un escaparate fantástico para revalorizarse y mostrarse en el fútbol continental.

Lo normal es la derrota y lo saben pero son conscientes de  las urgencias de su rival y de que posiblemente no salgan con el once de gala e intentarán aprovechar ambas circunstancias. Sólo han logrado una victoria en sus últimos cinco partidos, pero fue en la última jornada y ante nada menos que el Manchester United.

Claves del partido.

El rendimiento de los locales será la única clave en el partido. Y eso pasa por ver el equipo que Klopp ponga en liza. Si se confía y saca un equipo demasiado débil puede pagarlo, por lo que lo más previsible es que arriesgue con la mayoría de los titulares, reservando sólo a las grandes estrellas dejándolas en el banquillo eso sí, por si fueran necesarios en el desarrollo del partido.