Histórico partido Manchester City – Huddersfield

Estamos ante un partido que muchos podrían calificar de intrascendente, pero nada más lejos de la realidad. Cierto es que el City de Guardiola ya ha ganado el título y eso siempre es lo llamativo de los campeonatos.

Pero dentro de un torneo liguero, hay varias ligas jugándose paralelamente. Y en este caso, el Huddersfield, sigue en plena lucha en su liga particular por salvar la categoría.

Si estuviéramos en mitad de la temporada, la victoria local sería prácticamente segura, pero con un City relajado, y un equipo visitante que se juega la vida todo puede pasar. No sería extraño que el Huddersfield lograra algo positivo aunque lógicamente el gran favorito es el equipo de casa.

Manchester City. A terminar la temporada.

El City ha realizado una campaña memorable en la Premier. En estos momentos ya tienen los objetivos cumplidos por lo que poco se juegan en este partido. Aún así y dada la inmensa diferencia entre ambos equipos, lo normal es que logren la victoria de una forma cómoda. Pero saben que el rival vendrá a por todas porque se juegan la vida.

Los de Guardiola llegan con cuatro victorias en las últimas cinco jornadas, con la única derrota ante sus vecinos del United en propio feudo.

Saldrán a jugar y a ganar sin duda, pero también es cierto que la motivación no es mucha y pueden dejarse llevar.

Huddersfield. Se juegan la vida.

Efectivamente, se juegan todo en este partido. Bueno, y en los próximos. Tan sólo aventajan en tres puntos al Southhampton, el equipo que marca el descenso, aunque entre medias está el Swansea a dos puntos. En los últimos cinco partidos tan sólo han logrado una victoria y un empate con tres derrotas. Eso no les puede hacer muy optimistas en su visita el líder, pero saben que tienen que ir a por todas porque una victoria en Manchester, además del prestigio, supondría prácticamente la salvación y la permanencia un año más en la máxima categoría del fútbol inglés.

Claves del partido.

Cuando hablamos del City de Guardiola y mucho más si actúan en casa, la clave siempre está en manos del equipo azul celeste. Ahora bien, en esta ocasión la motivación será mínima y ese será el único hándicap que tendrán los ya campeones de la Premier. Aún así la calidad de los de casa debe imponerse y todo lo que no sea una victoria del City, será una sorpresa descomunal.