Las apuestas de fútbol a largo plazo

Las apuestas de largo plazo, como propiamente dice su nombre, son esas apuestas cuyo éxito se definirá en un tiempo más o menos lejano del día en el que se efectúa ha apuesta.

Si por ejemplo se apuesta sobre que equipo ganará el campeonato italiano de fútbol de Serie A, se está hacieno una apuesta de largo plazo, así como si se apostase sobre quien ganará el próximo torneo de tenis de Wimbledon o el campeonato de fútbol español, o el de fórmula uno.

En general quien hace trading con las apuestas no se dirige al mercado de largo plazo

las apuestas de fútbol a largo plazo

porque va a inmovilizar un cierto capital por un período bastante largo de tiempo, bajando el interés de rotación del capital.

Este perfil de apostante prefiere hacer apuestas que se concluirán en el arco de 2-3 días, para tener nuevamente el capital invertido aumentado de la ganancia de esa apuesta.

Ventajas de las apuestas a largo plazo

En este breve artículo, en cambio, intentaremos explicar las ventajas de las apuestas de largo plazo poniendo la atención sobre el hecho que:

Pueden tener rendimientos de porcentajes muy interesantes
Requieren menos horas de trabajo, útil especialmente para quien tiene poco tiempo que dedicar al trading
Además intentaremos explicar como el capital por invertir, que quedará inmovilizado, es mucho inferior de lo que se piensa
Antes de todo una precisación obligada: las apuestas seguras de largo plazo se hacen comprando una cuota a un precio elevado a un bookmaker y vendiéndola (en inglés lay) a un precio inferior. ¡Entonces es obligado conocer bien el mecanismo del back and lay !

Vamos con un ejemplo de apuesta a largo plazo

Dicho esto supongamos de encontrar en el mercado de las apuestas de largo plazo, en corriendo como un galgo por la banda a largo plazola casa de apuestas xBookie, el Milan que gana el campeonato italiano de fútbol de serie A a cuota 6 y de encontrar el “lay” en un sitio de cambio (de ahora en adelante betfair, que es el más conocido) a cuota 5.

Considerando una comisión del 5% podemos calcular – utilizando también la hoja de cálculo back and lay de la sección “Utilidad” – sea el rendimiento de la apuesta que nuestra exposición en betfair y la inversión total.

Supongamos, de hecho, de apostar 100 euros sobre el Milan ganador del campeonato de serie A a cuota 6 y de venderlo (lay) con la comisión estándar del 5% a cuota 5:

Tendremos:

Exposición en betfair: € 484,85
Ganancia de la apuesta: € 15,15
Inversión total: 484,85+100 = € 584,85
Rendimiento % de la apuesta: 2,59%

A este punto muchos se preguntarán: bueno, tener inmovilizados casi 600 euros por 3-4 meses para luego tener un retorno de un porcentaje del sólo 2,59% no es una buena inversión.
Y es verdad. Esto es justo si se hace sólo una apuesta sobre ese campeonato, pero continuemos con el razonamiento.

Siempre sobre ese campeonato se encuentra otro equipo, por ejemplo la Roma que viene cotizada por un bookmaker a cuota 4, mientras el lay en betfair es cotizado 3,6. Apostamos 150 euros y la vendemos en betfair.
Si esta hubiera sido la única apuesta hubieramos tenido:

Exposición en betfair: € 439,44
Ganancia de la apuesta: € 10,56
Inversión total: 439,44+150 = € 589,44
Rendimiento % de la apuesta: 1,79%

En realidad nuestro sitio de cambio (betfair) no nos retendrá ulteriores 439,44 euros porque con la apuesta precedente ya nos había retenido 484,85, es más, nos liberará la cifra que nosotros iremos a vender (poco más de 150 euros, en total 169,01). Esto porque vamos a vender (lay) eventos independientes entre ellos, no se van a dar todos a la vez, O gana el campeonato el Milan, o la Roma u otro equipo.

Resumen de la inversión realizada

La situación de nuestra inversión entonces será esta:

Exposición en betfair: € 318,22
Ganancias totales de las apuestas: € 25,71
Inversión total: 318,22+100+150 = € 568,22
Rendimiento total de las apuestas: 4,52%

En pocas palabras, con la segunda apuesta hemos bajado la inversión total (de 584,85 hemos pasado a 568,22) y aumentado el % de rendimiento.

Supongamos de hacer otra apuesta sobre el mismo campeonato y de apostar sobre la Juventus € 150 cotizada por un bookmaker a cuota 4 y de venderla a cuota 3,6.

Se obtendrá:

Exposición en betfair: € 149,21
Ganancias totales de las apuestas: € 36,27
Inversión total: 149,21+100+150 +150 = € 549,21
Rendimiento total de las apuestas: 6,60%

En breve, es como si apostasemos sin utilizar otro dinero porque recobramos en la misma cuenta de nuestro sitio de cambio.

El ejemplo contrario

Otro ejemplo sobre el mismo campeonato de largo plazo con una apuesta a cuota mucho más alta, el Palermo con cuota 12 y lay con cuota 8,2. Esta vez apostamos sobre Palermo sólo 50 euros para aprovechar la exposición que teníamos en betfair con las apuestas precedentes. El rendimiento de esta apuesta hubiera sido del 3,44% con una exposición de 530,06 en betfair; en cambio tendremos una situación total del tipo:

Exposición en betfair: € 75,60
Ganancias totales de las apuestas: € 56,21
Inversión total: 75,60+100+150+150+50 = € 525,60
Rendimiento total de las apuestas: 10,69%

La realidad de las apuestas a largo plazo

No es difícil encontrar en los mercados de largo plazo apuestas con rendimientos del 4-5-6%, además las cuotas de los varios equipos son muy volátiles, aunque a distancia de pocas semanas o días.
El razonamiento aquí hecho con porcentajes de rendimiento muy bajos (2-3%) está más enfatizado si efectuado con porcentajes más elevados y con un número mayor de apuestas.

Claramente hay que tener liquidez para poder apostar en los demás bookmaker, porqué ahí las cifras sí que vendrán retenidas hasta el final del campeonato.